martes, 5 de julio de 2016

Éclairs


Este postre del que hablaré hoy, éclairs, tiene su origen en Francia y su significado es "relámpago", aunque no creo que su nombre se deba a la rapidez con la que se hacen  (mi caso). También se les puede conocer como pepito, petisús  entre otros. Lo importante es que se trate de un bollo hecho con masa choux y rellenado, normalmente, de crema pastelera, aunque podemos encontrar otros sabores como chocolate o café.

Después de este pequeño repaso, quiero comentaros mi experiencia con esta receta. Antes que nada, he de decir que se trata del postre más difícil que he hecho en largo tiempo (por las veces que tuve que repetir la masa) y también el más rico.


La dificultad se debe a la pasta choux, una masa muy ligera que no lleva levadura pero que debe subir en el horno, quedar crujiente por fuera y hueca por dentro.
Si se trata de tu primera vez con este tipo de masa, no desesperes si no te sale bien, aquí dejo una serie tips que te ahorraran repetirla. 

1. Respetar los tiempos de reposo de la masa. 
Si no dejas que se enfríe la pasta nunca conseguirás formar los bollos con la manga pastelera. 

2. Cuando llegue el momento de este paso, manga pastelera, no echar demasiada cantidad de masa. Los ecláirs son ligeros y deben subir en el horno, así que no le conviene el peso extra. Es preferible, si aún no lo controlamos, hacerlos pequeñitos y finos. Yo utilicé una boquilla o duya de 1 cm de apertura estrellada  (6B de Wilton).

3. En el horneado: horno muy caliente y controlar mucho los tiempos.  
Si no tienes ventilador para después de los 15 minutos de horneado, recurre, como yo, al truco de la abuela: dejar un poco abierta la puerta del horno colocando una pala de madera entre medias.

En fin, estos consejos quizás sean muy obvios y no te hagan ni falta porque te salga a la primera, pero a mi me fueron de gran utilidad en mi tercer intento.


Y si aún con éstas se te resiste, no entres en pánico porque la culpa será del horno (siempre los es), así que intenta de nuevo porque merece la pena.

Ahora sí vamos con la receta (es muy importante seguirla y ceñirse a tiempos y cantidades).

Éclairs

Ingredientes: 

Pasta choux
Fuente: libro Postreadicción "el blog más creativo de la red" de Julia Guarch y Julián Rayo
  • 120 gr de leche
  • 120 gr de agua
  • 100 gr de mantequilla
  • 15 gr de azúcar
  • Una pizca de sal
  • 150 gr de harina
  • 3 huevos
Crema pastelera
Fuente:  del canal YouTube Home Cooking Adventure (ver aquí los pasos)
  • 4 yemas de huevo
  • 70 gr de azúcar
  • 40 gr de harina de maíz (Maicena)
  • 480 ml de leche
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
  • 15 gr de mantequilla
Elaboración:

Crema pastelera

Empezamos con la crema pastelera para que enfríe y se asiente.
En un bol echamos las yemas de huevo y el azúcar y removemos con unas varillas a mano. Integramos la harina de maíz y removemos.
A parte, calentamos la leche hasta que esté en punto de ebullición. La mitad de ésta la echamos en la mezcla anterior y removemos. Después vertemos todo el resto de la leche y volvemos a llevar al fuego no dejando de remover hasta que espese.
Retiramos, de nuevo, y añadimos la vainilla, mezclamos con las varillas y dejamos enfriar unos 10 minutos.
Por último, integramos la mantequilla, removemos. Tapamos la crema con un papel transparente de cocina y reservamos.

Pasta choux
Ponemos la leche, el agua, la mantequilla, el azúcar y la sal en un cazo a fuego lento, lo llevamos a ebullición. Retiramos e incorporamos, de golpe, toda la harina. Removemos con una cuchara de madera hasta que todo quede integrado y la masa se despegue de las paredes del cazo. Dejamos enfriar mínimo 5 minutos.
Precalentamos el horno a 220º C.
Cuando la masa haya enfriado, echamos los huevos (los batimos previamente un poco con un tenedor), uno a uno y no añadiendo el otro hasta que el anterior esté bien incorporado. Seguimos removiendo la masa hasta que quede suave y brillante. Dejamos reposar al menos 10 minutos.
Introducimos la pasta en una manga pastelera con una boquilla o duya de 1 cm de diámetro. Formamos tiras a lo largo en una bandeja forrada con papel de horno, dejamos una separación de 5 cm entre cada tira.
Horneamos durante 15 minutos en la alta temperatura (en este tiempo subirán); pasado este tiempo abrimos un poco el horno y ponemos una cuchara  entremedias para que quede un poco abierto (en la receta del libro no dice nada de ésto, indica bajar la temperatura a 190º C pero a mi me funcionó mejor con el truco de la cuchara). Continuamos horneando hasta que queden doraditos y tengan un aspecto seco. Notarás que los bollos han salido bien cuando al sacarlos tengan, además del aspecto seco, se vean crujientes y muy ligeros.
Los dejamos enfriar sobre una rejilla antes de rellenarlos.
Después de rellenar cubrimos con el chocolate. Conservamos en la nevera.

Para rellenarlos, podemos hacerlo de diferentes formas: mediante unos agujeritos por abajo o lateral o abrirlos por la mitad.
Si están bien hechos, el interior debe estar totalmente hueco así que podéis poner toda la cantidad de relleno que os apetezca.


Si decides hacer bollitos pequeños tendrás masa para hacer una gran cantidad, así que probar a hacer diferentes formatos.
Por ejemplo, aquí tenéis otro forma de presentación, en vez de tiras con la manga podemos hacer bolitas (también pequeñas y ligeras). Como resultado, tendremos profitelores que son básicamente lo mismo: pasta choux con un relleno (falta la salsita de chocolate).


Espero que os guste y os animéis a probar.
De verdad no tienen nada que envidiar a los pastelitos que venden en las pastelerías finas, son un vicio.

1 comentario:

  1. Ay que pinta!!Te deseo un feliz verano lleno de recetas ricas ricas.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario. Contacta conmigo si tienes alguna duda.