jueves, 23 de marzo de 2017

Tarta de yogur

 

Hace unas semanas hice un viaje a Michoacán y además de hacer algo de turisteo por su capital, Morelia, pude comprar fresas. Muchas!!!! tantas que tuve que congelar algunas de ellas.
Michoacán, según me han dicho, es el primer productor nacional de fresas, además, aquí, las puedes encontrar durante casi todo el año y muy ricas.
En fin, que ante la buena pinta que tenían y porque me encantan (cuántas cosas se puden hacer con ellas, además de comerlas por sí solas) me llevé un cestón de 1 Kg de fresas, como digo tuve que congelar algunas para que no se estropearan. Así que ahora toca recetas con fresas.


Y es por todo ésto que aquí tenéis esta estupenda tarta. Utilicé las fresas para decorarla, además la combinación con el  yogur es perfecta ¿no?. 
La tarta es muy ligera (del blog marialunarillos) ya que apenas lleva harina, su esponjosidad se debe a las claras (así que montarlas bien para que os suba en el horno). Yo os doy esta opción con fresas (rica y vistosa) aunque la receta original, sólo con el almíbar de limón, queda también muy bien.


Vamos con la receta.

Tarta de yogur


Para un molde desmoldable de 20 cm de diámetro
Fuente: Pastel turco de yogur en blog Marialunarillos

Ingredientes:
  • 45 gr de harina
  • 3/4 de cucharadita de levadura química
  • 4 huevos
  • 100 gr de azúcar
  • 400 gr de yogur
  • Zumo de 1 limón
  • 1 cucharadita de cremor tártaro
Cobertura: almíbar de limón
  • Zumo y ralladura de 2 limones
  • 100 ml de agua
  • 100 gr de azúcar
  • Fresas para decorar
Elaboración

Tamizamos la harina junto con la levadura y reservamos.
Separamos las yemas de las claras. Batimos las yemas con el azúcar. Añadimos el yogur y el zumo de limón y seguimos mezclando.
Agregamos la harina y removemos.
A parte, montamos las claras a punto de nive con el cremor tártaro. Cuando las tengamos agregamos encima de ellas la mezcla de yogur y yemas. Mezclamos con movimientos envolventes y con una espátula hasta obtener una masa homogénea.
La vertemos en el molde previamente engrasado. Horneamos a 160°C unos 35-40 minutos. Cuando tengamos la tarta cuajada apagamos el horno y la dejamos enfriar dentro de él con la puerta entreabierta.
Una vez frío desmoldamos y decoramos.

Cobertura

Ponemos todos los ingredientes en un cazo al fuego hasta que reduzca a la mitad y espese un poco.  Colocamos las fresas troceadas y echamos por encima el almíbar.

Esta tarta se conserva en la nevera.

Una receta muy sencilla y ligera.
Espero que os guste.

2 comentarios:

  1. se ve con muy buena pinta¡¡ no conocia ese lugar lo buscaré por google
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
  2. Que envidia tu en Mexico yo loca por visitar alla!!!!, amiga esto se ve riquísimo, me voy a animar a hacerlo! querida! acabo de publicar en mi blog el Guacamole típico de donde estas! besitos!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario. Contacta conmigo si tienes alguna duda.