miércoles, 8 de noviembre de 2017

Flan de castañas


Las castañas, para mí, son características del Otoño: calentitas, olorosas y muy ricas. Me encantaba comprarme un cucurucho de castañas e ir saboreándolas mientras paseaba por las calles frías de Madrid. Pero ahora, en México, todo eso ha cambiado, no "disfrutamos" del frío gélido y seco ni de las castañas. Aquí no las  he encontrado, ni en el mercado ni de venta por las calles. Incluso pregunté a algunos conocidos y no sabían lo que eran, así que no sé si algún día me toparé con ellas.

¿Y entonces cómo hice esta receta de castañas? Bueno, lo que sí he encontrado es crema de castañas en  tiendas especializadas. Sé que hay recetas para hacer esta crema uno mismo, pero a falta castañas.... las cremas o mermeladas preparadas dan también muy buen sabor. Las que coloqué para decorar me las trajo mi madre (de Mercadona) en su última visita, que bien sabe que es una de las cosas que aquí no encuentro y echo de menos. En la bolsita entran tan poquitas (además ya me había comido unas cuantas) que no daban ni para crema ni para nada, aún así me reservé unas para esta receta.


Vamos con la receta.

Flan de castañas


Ingredientes:
Para 6 recipientes pequeños redondos o 2 rectangulares medianos
  • Sirope de arce para el fondo de los flanes
  • 200 gr de crema de castañas
  • 4 huevos
  • 500 ml de leche
  • 80 gr de azúcar
  • Opcional: Castañas, nata y chocolate líquido para decorar

Elaboración

1. Yo utilicé dos moldes rectangulares, pero las opciones son múltiples. En el fondo del molde echamos sirope de arce (yo siempre lo prefiero al caramelo, pero como digo, a gustos colores). Reservamos.

2. Batimos todos los ingredientes en un cazo a fuego bajo (para que se disuelva bien la crema) y no dejamos de hacerlo hasta tener todo bien integrado.

3. Vertemos en los moldes la mezcla y los cubrimos con papel de plata, cerramos bien los bordes.

4. Cocinamos al baño maría durante 1 hora (para ello, los moldes se meten en un recipiente con agua, tocando solo las paredes de éstos, y se lleva todo al horno a 180ºC). Existe también la posibilidad de hacerlo con Thermomix (si la tienes) o con la olla express.

5. Pasado el tiempo, destapamos con cuidado y vemos si ha cuajado bien. Si no es así, seguimos cocinando unos minutos.

6. Cuando sacamos los flanes del horno los destapamos y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Una vez fríos los metemos en la nevera. Desmoldamos antes de servir y decoramos.

*Esta receta es mejor hacerla de un día para otro para que los flanes se asienten bien.


Un flan diferente y delicioso.
Espero que os guste.


2 comentarios:

  1. Nunca comi nenhum doce com castanhas, esse flan ficou com muito bom aspecto.

    ResponderEliminar
  2. Hace unos días cuando leí tu post, me dije es cierto, jamás me he topado con castañas, por lo tanto no tengo idea del sabor, pero si algún día me topo con ellas, serás la primera en saberlo, así que mientras tanto, confío plenamente en tu paladar y si te gustan tanto, es porque tienen que ser muy ricas, los flanes también me gustan mucho y aunque no puedo imaginar el sabor de uno de castañas seguro que está delicioso (así se ve, delicioso).

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario. Contacta conmigo si tienes alguna duda.