miércoles, 29 de marzo de 2017

Tarta de requesón con canela


 

Me encantan las tartas de queso en cualquiera de sus formas, frías o al horno, así como combinadas con cualquier sabor, sirope o mermelada. Creo que es un postre que siempre triunfa. 
Hasta ahora siempre había utilizado el queso tipo crema (Philadelphia o similar) en las recetas y eso que hay miles de quesos y posibilidades. Así que esta semana mi objetivo era encontrara una receta sencilla, rica y con otro tipo de queso, de esa forma dí con el requesón, ¡¡¡¡¡cómo no había caído hasta ahora!!!!, es ideal para los postres.
El requesón o ricotta tiene una textura granulosa, un sabor suave y es un básico en la cocina italiana. Además también podemos usarlo en platos salados como ensaladas o pasta. Como podeís ver da mucho juego.



La receta que os traigo es del libro de Alma Obregón: Cheesecake perfecto. Ya hice una de sus recetas (estupenda!!!!, aquí podéis verla) así que lo recomiendo mucho.
El resultado fue una tarta deliciosa, muy fácil de hacer, húmeda y con una textura muy agradable. Además el requesón, por su suavidad, queda muy bien con la canela.
Si os decidís hacerla, cuando estéis horneando veréis que comenzará a subir mucho y luego se bajará, no os asustéis que es muy normal. No quedará muy bonita pero con lo rica que está merecerá la pena.


Vamos con la receta.

Tarta de requesón con canela


Para un molde desmoldable de 20 cm de diámetro
Fuente: Libro de Alma Obregón: Cheesecake perfecto

Ingredientes:
  • 180 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 + 60 gr de azúcar
  • 3 huevos (separamos claras y yemas)
  • 250 gr de requesón
  • 80 gr de harina
  • 2 cucharadiras de levadura química
  • 2 cucharaditas de canela
  • Ralladurla de 1 limón y 1 naranja (yo solo le eché limón)

Elaboración

Precalentamos el horno a 180°C.
Engrasamos el molde usando mantequilla pomada, espolvoreamos, después, un poco de azúcar por encima (quitamos el sobrante). De esta forma quedará un costra crujiente.
Separamos las yemas de las claras.
Batimos la mantquilla con 100 gr de azúcar, incorporamos las yemas una a una. Después el requesón y seguimos batiendo.
En un bol tamizamos la harina junto a la canela y la levadura. Lo incorporamos a la mezcla y añadimos la ralladura de limón.
A parte, montamos las claras. Cuando empiecen a espumar echamos, poco a poco, los 60 gr de azúcar. Batimos hasta obtener un merengue firme.
Juntamos el merengue a la mezcla anterior, con una lengua y movimientos envolventes.
Vertemos la masa en el molde y horneamos unos 45 minutos.
Sacamos del horno y dejamos enfriar antes de desmoldar.
Podemos servirla templada o fría.

Al servir podéis echar un poquito de miel por encima (en mi caso) o mermelada de cítricos, potenciará aún más los sabores.
Espero que os guste.

1 comentario:

  1. Madre mía, pintaza total! Muero con esta tarta. Debe estar de rechupete =)
    Un besazo!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario. Contacta conmigo si tienes alguna duda.