jueves, 1 de noviembre de 2018

Galletas de calaveras 3



Después de 8 largos meses de mi última publicación, es lo que tiene tener un bebé, vuelvo a este rinconcito para enseñaros mis galletas de calaveras de este año. 
Estos meses casi no he horneado y lo poco que hice no lo fotografié. Tener un blog de cocina no sólo se trata de cocinar, también hay que escribir, hacer fotos y editar, en fin, un montón de cosas a las que tienes que dedicar tiempo, cosa que últimamente no tengo.
Aún así, y basta de excusas, no he olvidado mi pasión y no quería dejar pasar estas fiestas. Halloween o día de muertos (mejor esto último ya que estoy en México) es sólo una excusa para hacer cosas ricas y bonitas.


El año pasado hice estas mismas galletas con la técnica de pintar con polvo de chocolate (aquí podéis verlas), en esta ocasión utilicé el mismo cortador y estampado pero pintando directamente las galletas con colorante comestible Sé que es más ortodoxo decorarlas con glasa, pero como ya dije en muchas ocaciones, no es mi fuerte (aquí el ejemplo) y además lleva tanto tiempo.... así que siempre intento buscar alternativas. Estas galletas, como veis, las pinté directamente (colorante en gel, pincel y un poco de vodka para diluir la pintura) y creo que quedaron bastante bien. 

Se tratan de unas galletas sencillas, no llevan tanto tiempo como la glasa, secan más rápido y no ensucias tanto, además son muy ricas (mi receta es la de galletas de calabaza, aquí podéis verla) y el resultado final es muy vistoso, ya que los colores no se pierden al pintar directamente en la galleta.

Este es mi primer ensayo tras tantos meses, así que disculpar las fotos (no había mucha luz y tengo que aprovechar el tiempo sin que importe lo demás). Espero estar más presente por estos rumbos.

Ojalá os gusten y os animéis a decorar las galletas de esta forma tan sencilla. 
Tener un buen día de muertos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario. Contacta conmigo si tienes alguna duda.