miércoles, 25 de abril de 2012

Tarta Sacher (Sachertorte) - CWK


Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Abril nos invita a preparar una tarta clásica austriaca: La Tarta Sacher.
Esta tarta la tenía entre mis recetas pendientes, así que estoy muy contenta con esta propuesta. Ya no tenía ninguna excusa para ir posponiéndola. 

Antes de hablar de la receta me gustaría contaros un poquito de su historia. La Tarta Sacher fue inventada en 1832 por el austriaco Franz Sacher que comenzaba en el mundo de la repostería. Su objetivo era sorprender a un grupo importantes invitados entre los que se encontraba el canciller del Imperio austro-húngaro. Posteriormente su hijo, aprendiz de repostero en la confitería Demel, comenzó a confeccionarla en la forma que hoy se conoce. En 1976 se fundó el Hotel Sacher quien tiene, tras siete años de litigios, la propiedad de la receta y donde aún se vende la Sachertorte.


Para el bizcocho he hecho una fusión entre la receta que nos proponía Whole Kitchen (de la Enciclopedia del chocolate) y la del blog de Mercado calabajío. Para el resto he seguido las indicaciones de Cooking Lidia. 
Esta tarta, nada ligerita, es una delicia para los que somos amantes del chocolate. 


Ingredientes:

Bizcocho
  • 50 gr de chocolate al 70% 
  • 25 gr de cacao en polvo sin azúcar 
  • 135 gr de azúcar (70 gr + 65 gr) 
  • 50 gr de mantequilla a temperatura ambiente 
  • Una cucharadita de esencia de vainilla 
  • 6 huevos (separamos las yemas y las claras) 
  • 60 gr de almendras 
  • 50 gr de harina 
  • Una pizca de sal 
  • Una cucharadita de levadura 
Almíbar
  • 100 gr de azúcar 
  • Un vaso de agua 
  • Un chorrito de ron 
Relleno
  • 400 gr de mermelada de albaricoque 
Cobertura
  • 125 gr de chocolate al 70% 
  • 150 gr de nata (la de montar) 
  • 25 gr de mantequilla a temperatura ambiente 

Elaboración:

Bizcocho
Primero tostamos las almendras en el horno unos 10 minutos, cuando ya tenga colorcito las sacamos y trituramos en un robot de cocina hasta que queden bien molidas. Por otro lado derretimos el chocolate (de 70%) al baño maría y dejamos reposar para que temple. 

En un bol batimos con varillas la mantequilla con los 70 gr de azúcar hasta que quede una pasta cremosa. Añadimos el chocolate que habíamos fundido al baño maría junto con la vainilla y seguimos batiendo. Después, incorporamos las 6 yemas de huevos, una a una sin dejar de batir. A continuación integramos las almendras molidas. Cuando tengamos todo bien mezclado, tamizamos la harina junto con el cacao en polvo, la levadura y la sal para añadirlo a la masa. Seguimos batiendo con varillas hasta obtener una masa homogénea. Por último, montamos las claras con los 65 gr de azúcar y añadimos a la masa con movimientos envolventes para que las claras se bajen lo menos posible. 


Una vez tengamos todos los ingredientes bien mezclados, echamos la masa en un molde. Yo he utilizado dos moldes del mismo tamaño. 

Precalentamos el horno a 180ºC y horneamos a unos 150ºC unos 20-25 minutos. El tiempo y la temperatura variará mucho dependiendo del horno y del molde utilizado. En mi caso, al haber distribuido la masa en dos moldes, a los 20 minutos ya lo tenía listo. Incluso un poco menos de tiempo no le habría venido mal, ya que se quemó un poco por la base. 

Sacamos del horno y dejamos enfriar en una rejilla. 

Almíbar 
El almíbar lo hacemos para bañar un poco el bizcocho. Calentamos todos los ingredientes hasta que rompa a hervir y reservamos. 

Relleno
Yo el relleno lo hice con mermelada de albaricoque. La batí un poco para que quedase más líquida. Se puede hacer también un puré con orejones de albaricoque y preparar tu propia mermelada, eso ya dependiendo de las ganas que tenga uno.

Cobertura
Ponemos a hervir la nata y retiramos del fuego. Añadimos el chocolate troceado y removemos hasta que se mezcle bien. Después incorporamos la mantequilla y seguimos removiendo.

Montaje del Sacher
Una vez que tengamos el bizcocho frío lo partimos por la mitad si lo hemos hecho en un único molde. Bañamos las dos mitades con el almíbar ayudándonos de una brocha. Después echamos sobre una mitad el relleno de albaricoque y extendemos. Ponemos encima la otra capa del bizcocho y dejamos sobre una rejilla para bañarlo con la cobertura de chocolate.

Debajo de la rejilla colocamos un plato para aprovechar el chocolate sobrante que va cayendo y volvemos a bañarlo hasta que nos quedemos sin cobertura. 

La cobertura de chocolate se irá endureciendo. Lo guardamos en la nevera un par de horas antes de servir. 

Para hacerlo más vistoso podemos decorarlo con unas letritas de chocolate, unas bolitas o unos conguitos.


Parece un poco laboriosa, pero es más sencillita de lo que parece, así que animaros a hacerla en casa.

Para mi gusto está deliciosa aunque empacha un poco. Lo que más me ha gustado es el contraste de la mermelada de albaricoque con el chocolate, riquísimo.


21 comentarios:

  1. TE HA QUEDADO GENIAL ¡¡¡¡¡ que rica verdad?? besitos

    ResponderEliminar
  2. Cris que buena!! madre mia, me comia ahora mismo el pedazo de la foto... Un beso guapa :)

    ResponderEliminar
  3. Uau!! Te ha quedado estupenda!!!! Me alegro de que te haya gustado, la verdad es que es una delícia!!:) Yo le hubiera puesto mermelada de melocotón como me habían dicho pero mi cuñada es alérgica al melocotón y al albaricoque... así que al final le metí de naranja xDD Pero ya te digo, riquísimo igualmente!!:)

    Besos guapísima!!!:)

    ResponderEliminar
  4. Me encanta!!! Que pinta y que jugosita con la mermelada hecha por tí!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Totalmente casera nada que envidiar a la del hotel sacher...

    ResponderEliminar
  6. Hola Cris!!!! Que buena pinta y qué rica la Sacher, verdad?? Te ha quedado muy muy muy bien!!!!!!!!!!!!!!!

    Muchos besos,

    Belén.

    bolonbombon.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Que delicioso! Realmente es mi tarta preferida, porque para mi, una tarta sin chocolate no es una tarta jaja.
    Estupenda, a ver si me animo a hacer una yo también :)
    Un beso,
    Adriana

    ResponderEliminar
  8. Con lo que me gusta a mi el chocolate y nunca la he preparado....
    Me encanta como te ha quedado, has elegido un relleno bien contrastante y delicioso! le va genial!
    BESITOs

    ResponderEliminar
  9. Pues seguro que te ha encantado comertela, menuda pinta¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ esta receta sale deliciosa.

    saludos

    chez glace

    ResponderEliminar
  10. Qué delicia! Con el almibar tiene que quedar muy cremosa :)
    Besos, Cris

    ResponderEliminar
  11. Ohhhhh y mi bikini? con esta tarta que me la comeria entera no me entrará!
    Nani

    ResponderEliminar
  12. Guapa, te ha quedado divina. Yo la he preparado rellena de mermelada de frambuesas así que, si te apetece, intercambiamos un trocito jeje. Besos.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Qué buenísimaaa!! Me encanta esta tarta, es tan y tan chocolateada...tiene un sabor intensísimo. Y te ha quedado estupenda :)
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Hola Cris!

    Se ve muy bien, también la tengo entre mis pendientes, a ver si me animo pronto xq se ve muy rica.

    ResponderEliminar
  15. Esta tarde me quereis hacer los dientes largooooosss!!!
    Con esta son 3 yaaaaaa!! ufff!!!
    Y a cual de todas mas IMPRESIOOONANNNTEEESS!!
    Muuuak Muuuuak

    ResponderEliminar
  16. Una tarta clásica, pero que siempre está tan rica!!!!!!!! Con ella nunca se defrauda a nadie y la tuya tiene una pinta genial. Besos.

    ResponderEliminar
  17. la tarta sacher es una de mis favoritas! el corte se ve increible!
    besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario. Contacta conmigo si tienes alguna duda.